Tratamientos de Infertilidad Masculina

Los tratamientos en este caso suelen ser cirugías que se las realiza cuando existe un problema de infertilidad masculina el cual podría ser vasectomía, esto quiere decir que previamente el hombre se realizó esta cirugía que consiste en cortar los conductos deferentes los cuales son unos tubos que trasladan los espermatozoides desde los testículos hacia el exterior y por ende el paciente se vuelve infértil. Es por esto por lo que se realiza la cirugía de reversión de este procedimiento, pero las tasas de éxito son bajas ya que los conductos deferentes son muy finos y la luz es muy pequeña, por lo tanto, no permite que la cirugía tenga un alto porcentaje de éxito debido a que se suelen producir obstrucciones en el lugar o volverse a adherir. 

Otro problema de infertilidad masculina es el varicocele el cual consiste en dilataciones de las venas que están en los testículos. Cuando estas venas se dilatan aumentan el calor a nivel testicular y por ende puede ocasionar daño de las células que generan los espermatozoides. Es necesario obstruir quirúrgicamente esas venas dilatadas para que no produzcan infertilidad en el hombre. 

Por otra parte, existen algunas infecciones sobretodo venéreas que pueden influir sobre la situación de fertilidad del hombre como son gonorrea o infecciones dentro del tracto genital urinario que podrían conducir a obstrucciones o adherencias dentro de él y a disminuir o no permitir el paso de los espermatozoides. 

También puede haber problemas en las relaciones sexuales debido a que existen hombres que tienen disfunciones eréctiles en las cuales no hay la posibilidad de erección y tampoco de eyaculación. Esto se produce sobretodo por complicaciones de traumatismos a nivel de la médula espinal, como también por problemas intrínsecos emocionales o por factores psicológicos que pueden conducir a este tipo de trastornos. Así también, puede ocurrir la eyaculación precoz la cual consiste en la eyaculación muy temprana y el espermatozoide es depositado afuera en la vulva y no en el saco vaginal.

Además, existen también hombres que tienen complicaciones en la producción de sus hormonas que generan la producción de espermatozoides, por lo tanto, puede haber defectos de hormonas como la testosterona, la hormona estimulante de folículos y otras hormonas que son fundamentales para la producción de espermatozoides. Así mismo, hay problemas secundarios como enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial y diabetes que pueden conducir a una disminución de la cantidad y calidad espermática. Para esto existen algunos tratamientos como la Fecundación In Vitro que le permite al hombre cumplir su sueño de ser padre con su pareja debido a que este proceso consiste en inyectar un espermatozoide en el óvulo para que este lo fecunde. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *