Estudio del Diagnóstico Masculino

¿Sabías que las causas de esterilidad en la especie humana ocupan un 35% en la mujer, 35% en el hombre y un 30% por causas inexplicadas?

Para poder realizar un estudio del diagnóstico masculino, se deben seguir dos pasos principales:

  1. Primero debemos empezar con una anamnesis, es decir, recopilar datos de afiliación, clínicos, médicos, antecedentes familiares con relación a la fertilidad e inclusive se analizan los antecedentes de relaciones sexuales que ha tenido con su pareja semanal o mensualmente. 
  2. En segundo lugar, después de haber recopilado todos los datos, se procede a realizarle un examen físico al paciente y a partir de ello se genera qué pruebas se les debe hacer por el motivo de que cada paciente es diferente y por ende no se les puede realizar los mismos exámenes a todos. 

Sin embargo, a pesar de que se necesita un diferente examen por cada paciente dependiendo de sus antecedentes, la mayoría de las veces se comienza con un análisis de semen, en este se determina el número de espermatozoides, la movilidad de los espermatozoides y la normalidad del semen, como también, mediante un cultivo del semen, se visualiza si no existen procesos infecciosos o inflamatorios que estén siendo una causa de infertilidad en el hombre. 

En cuanto al Análisis del semen se debe saber que:

  • En cuanto al número de espermatozoides, el hombre debe poseer más de 15 millones por mililitro de semen para ser fértil.
  • Al hablar sobre la movilidad de los espermatozoides, esta debe ser progresiva en al menos un 28%.
  • Y al tomar en cuenta la normalidad del semen, esta debe ser una normalidad estricta de por lo menos 4%.

Después de estos exámenes, si se necesitan hacer otros exámenes, se procede a realizar una ecografía del escroto, es decir los testículos, para ver si no existen quistes, tumores o problemas de varicocidades en las venas ubicadas en los testículos ya que estas pueden ocasionar un aumento de calor que genera un daño en los espermatozoides, originando así que disminuya la cantidad o que el hombre quede completamente sin espermatozoides, dicho de otra manera, azoospérmico. Por otro lado, aparte de la ecografía del escroto, si existe un trastorno del espermatograma, se necesitan realizar análisis hormonales para saber si existe alguna alteración hormonal que provoque la infertilidad del hombre. Asimismo, se debe efectuar un examen de orina después de una eyaculación cuando no se encuentran espermatozoides en la muestra del semen por el motivo de que estos en algunos casos no se mueven hacia el exterior, sino retornan hacia la vejiga urinaria. En otros casos menos comunes, es necesario realizar análisis genéticos para determinar si existe algún problema genético del paciente o familiar. Por último, en unas pocas ocasiones, se necesita una intervención quirúrgica para ver si hay o no espermatozoides. En el caso de que sí existan espermatozoides dentro del testículo, se puede saber que seguramente el paciente está padeciendo un problema obstructivo de las vías que los llevan desde los testículos hacia fuera en la eyaculación, por lo tanto, se podría recuperar los espermatozoides para efectuar los procedimientos de tratamiento en estos pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *