Enfermedades autoinmunes: Problemas durante el embarazo

El embarazo tiene varios cambios hormonales y así también muchas enfermedades autoinmunes conllevan una alta influencia hormonal, es por ello por lo que la presencia de ambas en el cuerpo femenino puede llevar a tener complicaciones. Por lo cual, en ciertos casos, el estar embarazada, empeora la enfermedad autoinmune. Sin embargo, también existen excepciones como en el caso que una mujer tiene esclerosis múltiple, el embarazo llega a ser algo bueno para ella.

Es importante que una mujer cuando tenga una enfermedad autoinmune consulte con su médico por si quiere quedar embarazada para no poner en peligro su salud ni la de su bebé. En algunas ocasiones, la influencia hormonal del embarazo en una mujer causa que decrementen las consecuencias desfavorables de la enfermedad, pero también puede originar que esta empeore. A pesar de esto, después del parto, este efecto bueno que tiene el embarazo sobre la enfermedad autoinmune puede desaparecer por el motivo de que deja de proteger al cuerpo femenino y en ciertos casos la enfermedad puede reactivarse de una manera más aguda. 

Por último, es importante destacar que la mujer debe empezar un tratamiento tras el parto para que la enfermedad autoinmune que tenga no se vuelva más grave. Es por ello por lo que la lactancia no es aconsejada por los medicamentos que la mujer debe ingerir ya que, si ella da de lactar, puede afectar al bebé. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *